¿Qué engorda más la cerveza o el vino? Salimos de dudas

La controversial y eterna interrogante ¿Qué engorda más, la cerveza o el vino? Salimos de dudas. Es una preocupación normal de quienes cuidan de su salud o su figura y se le presenta la oportunidad de elegir entre una copa de un cálido vino o una cerveza bien fría. Por ello en este post los aclaramos todo, para no renunciar a estos deliciosos placeres de la vida.

¿Qué tomar, una cerveza o una copa de vino?

Una de las preguntas más recurrentes y controversiales dentro de la comunidad apasionada del vino y la cerveza, es ¿Qué engorda más la cerveza o el vino?, o bien cuál de estas opciones es más saludable integralmente, es decir, para la salud y la dieta.

Por lo general, se suelen acompañar las comidas con una copa de vino, pero ciertamente las personas se sienten culpables luego de degustar un rico y nutritivo alimento y tomarse el vino. Pero ya basta de culpa, ahora salimos de dudas, para disfrutar de ambas bebidas sin remordimientos, ¿Cuál es tu mejor opción?

En hora buena, comenzamos con una buena noticia, porque ninguna de estas alternativas en términos calóricos es tan alta. Inclusive, una cerveza de 100 Ml contiene unas 50 calorías, mientras que una copa de vino 70 calorías.

No obstante, para los amantes de la cerveza quizá no se conformen con 100 Ml, siendo la principal razón del dicho popular que la cerveza engorda más. Porque, en definitiva, nunca se bebe una sola cerveza.

Mientras que, al beber vino no se suele pecar, no así en una tarde con amigos tomando cervezas, que ni la cuenta se lleva de su consumo. Sin embargo, una botella tiene 139,92 kcal; 10 Gr de hidratos de carbono y 13Gr alcohol.

Igualmente, tanto la cerveza como el vino, son 2 bebidas alcohólicas que, distinto de otros licores, ofrecen muchos nutrientes y antioxidantes. De tal forma, que no se trata directamente de calorías vacías como en otros tipos de alcohol.

Tampoco hay que olvidar que existe suficiente evidencia científica sobre la relación entre el consumo de alcohol y ciertas patologías agudas y crónicas, siendo saludable bajar la ingesta de alcohol, más allá de sus calorías y su impacto en la figura.

¿Te gusta el vino?, mejor porque tiene mayor graduación que la cerveza

Como bien se señaló en el punto anterior, al ingerir 100 Ml de cerveza se suman unas 40 a 50 calorías, donde 100Ml de vino reportan cerca de 70 calorías.

¿Qué significa esto?, pues lo que querías saber, el vino engorda más que la cerveza, porque contiene más alcohol. Pero atención, al tomar una cerveza de 1 tercio, se ingieren más de 100Ml, por tanto, suman más calorías que la copa de vino. 

En el mejor de los casos, ya que es mentira que al salir a tomar, con una sola basta, sumado a los bocadillos que suelen acompañar a estas espumosas. Pero veamos la fórmula mágica, que responde tu pregunta ¿Qué engorda más la cerveza o el vino?, y salimos de dudas:

  • Una cerveza doble: 350Ml son 140 calorías.
  • Una copa de vino: 150Ml son 105 calorías.

Otro elemento a tener en cuenta, es que toda bebida fermentada contiene un alto valor de carbohidratos. En el caso del vino es la fructosa y glucosa, provenientes de la uva, y la cerveza, son  los granos de cereal. De tal forma, que en este punto, ya se puede decir que la cerveza engorda más que el vino, en términos de cantidad.

Si eres amante del buen vino, lo mejor es optar por uno de más de 2 años. Especialmente, por el tema del azúcar, ya que mientras más joven más tiene.

Por otro lado, el vino blanco es más azucarado que el tinto, siendo el más indicado cuando se está a régimen. 

Igualmente se debe considerar el tipo de acompañamiento de dichas bebidas, puesto que si se ingiere con alimentos, la cerveza sí engorda, lo que no ocurre con el vino tan directamente. Especialmente, porque tomar cerveza con comidas redunda en calorías e hidratos.

¿Qué tipo de vino engorda más?

Las preferencias también pueden tener un impacto en la figura, por ello hay que revisar el gusto por el vino tinto, rosado, blanco, etc., según su tipo, se engordará más o menos. ¿Cuál es la diferencia?

Pues al igual que con la cerveza, ocurre con los vinos, donde las calorías sumadas dependerán de su  grado. En este sentido, por lo general los vinos tintos son más graduados que los blancos o rosados, por lo que también aportarán más calorías.

Sin embargo, con graduaciones similares, los resultados serán distintos, así por ejemplo, el vino blanco aporta más azúcares simples que el tinto. Por tanto, elegir un vino viejo.

¿La cerveza sin alcohol engorda?

Ya está claro, la cerveza engorda más que el vino. Puesto que la botella chica aporta más de 70 calorías y 150 con un tercio, ya no hay duda, es un dato que se viene apareciendo en todas las comparaciones. Pero ¿Qué pasa con la cerveza sin alcohol? ¿También engorda?

Lastimosamente, la respuesta es un rotundo sí, puesto que las referidas cervezas sin alcohol igualmente engordan en razón de su alcohol, pese a ser menor al 1%, según la ley. Pero obviamente, sus calorías son menores a las del alcohol, ya que oscila entre 20 y 24 calorías.

Ahora, indudablemente la opción que puede reportar más beneficios en el mantenimiento de la figura, es en todo caso la cerveza cuya etiqueta señala 0.0, toda vez que estas no contienen nada de alcohol. Apenas aportaría unas modestas 12 a 23 calorías.

Se debe tener en cuenta un dato importante expuesto por expertos en nutrición, que tomar vino o cerveza es más que una tradición cultural de muchos países, cuyo abuso puede desencadenar algunas enfermedades. 

Por último, cabe mencionar que el gusto por una o ambas bebidas (vino o cerveza) debe hacerse con juicio y con conciencia de no sobrepasar los límites, no por engordar, sino por lo que su abuso puede desarrollar diversas condiciones adversas a lo que se desea, que no es otra cosa que disfrutar sanamente de una pasión.