pizza elaborada con cerveza en raciones

Masa de Pizza con Cerveza, da un toque distinto a tus pizzas 

Son muchos los secretos que se guardan en relación con la elaboración de la pizza. Sin embargo, estos se refieren principalmente a la masa y a la salsa. Cabe destacar que la masa de pizza se elabora con diversos ingredientes, según la tradición y el gusto de cada quien. No obstante, se ha venido añadiendo a esta preparación un ingrediente adicional, se trata de la cerveza.

Entonces, la masa de pizza con cerveza siempre resulta agradable para los individuos que la comen por primera vez. Pues bien, da como resultado una masa de muy buen sabor con un toque crujiente, sin embargo, posee matices diferentes los cuales dependerán de la preparación.

Ahora bien, si tu intención es obtener una pizza sublime, lo más ideal es preparar la receta de la masa de pizza con cerveza con algunas horas de antelación, inclusive se puede hacer un día antes. Por ejemplo, si deseas prepararla para la cena, te recomendamos elaborar la masa después de comer el almuerzo.

Cabe destacar que la bebida no modifica ni el sabor ni la masa, ni tampoco el de la pizza, por lo tanto, no sugiere un problema en la preparación. Un aspecto positivo a considerar es que la masa casera de pizza con cerveza queda crujiente, fina y su cocción es rápida.

Además, no necesitarás levadura, ya que el fermento de la bebida favorece a levar sin ningún tipo de inconvenientes y, en caso de necesitarla, solo se requiere de un poco.

A pesar de llevar alcohol, es necesario mencionar que este se evapora con el calor, por lo cual no será un impedimento para que los más pequeños de la casa disfruten de la pizza. Sin más preámbulos, conozcamos a continuación, como preparar masa de pizza con cerveza.

Ingredientes para 3 o 4 personas

Los ingredientes para preparar unas tres o cuatro bases de masa para pizza con cerveza son:

  • 300 gramos de harina blanca de trigo.
  • 180 mililitros de cerveza rubia o negra.
  • 15 gramos de aceite de oliva virgen extra (2 cucharadas soperas).
  • 6 gramos de sal
  • 3 gramos de levadura de panadería seca.

Ten en cuenta que los 3 gramos de la levadura de panadería fresca deben ser disueltos en un poco de la cerveza de la receta. Cabe destacar que los polvos de hornear o la levadura química no es recomendable para realizar esta masa.

Ahora, conozcamos la preparación de la masa de pizza con cerveza, dejando en reposo de un día para otro.

Preparación

La preparación de la masa de pizza con cerveza es bastante sencilla de elaborar, veamos las indicaciones a continuación:

  • En un cuenco grande se debe colocar la harina. Luego, añadir la sal y mezclar para que se reparta de forma homogénea. 
  • Seguidamente se incorpora la levadura y se vuelve a mezclar. Cabe destacar que es necesario añadir estos dos ingredientes de forma separada, debido a que si la sal hace contacto directo con la levadura, entonces puede verse afectada la actividad de esta.
  • Para continuar, debes añadir al cuenco grande la cerveza, además del aceite de oliva. Ahora, será necesario el uso de una espátula, rasqueta de panadería o incluso las manos. Con alguna de estas se mezclan los ingredientes hasta que la harina absorba por completo todo el líquido.
  • Al estar hidratada la harina, se tapa el cuenco con un plástico o con un paño de cocina, y se debe dejar reposar por al menos 25 minutos.
  • Luego del tiempo de reposo, se unta la mesa con aceite y se vuelca la masa sobre ella. Allí, comienza a amasar durante unos segundos. Luego, forma una bola con la masa y llévala de nuevo al cuenco. Tápela y déjela reposar nuevamente, ahora por 15 minutos.
  • Vuelve a amasarla y llévala a la nevera hasta el otro día a fin de que esta se fermente lentamente.
  • Al otro día, se saca la masa de la nevera unas 2 o 3 horas antes de usarla, con el propósito de que esta se atempere.
  • Luego, divídela en dos partes iguales.
  • Ahora, espolvorea un poco de harina sobre la mesa de trabajo y ayúdate con un rodillo. Para estirar la masa hasta conseguir un grosor de entre unos 3 o 4 milímetros.
  • Si no vas a utilizar la masa por completo, se puede guardar ya estirada en una lámina de papel vegetal, enróllala y métela en una bolsa. Guárdala en el congelador y quedará disponible para usarla cuando prefieras.
  • Si la masa va a usarse de manera inmediata, debes precalentar el horno a máxima potencia y, mientras se calienta, se va colocando la cobertura de la masa.
  • Finalmente, hornea la masa por espacio de 10 a 15 minutos o hasta que los bordes estén dorados. El resultado será una deliciosa masa crujiente. 

Para la cobertura de la pizza puedes acompañar la tradicional salsa de tomates con queso mozzarella, aceitunas, fiambre, jamón cocido, pechuga de pavo, cebolla, champiñones, entre otros.

Adicionalmente, si quieres mejorar aún más tu pizza casera con masa de cerveza, ten en cuenta estos consejos: 

  • Para una mejor cocción, debes poner el horno a su máxima temperatura. 
  • Un truco de grandes pizzeros es pre hornear la masa, esto consiste en meter la masa al horno, extendida y sin ningún ingrediente agregado todavía. De esta forma, el resultado es aún más crujiente. 
  • Para la salsa utiliza los ingredientes de la mejor calidad, preferiblemente tomates frescos. 
  • Igualmente con el resto de los ingredientes. Utiliza únicamente quesos, fiambre o vegetales frescos. 
  • Pre cocina algunos ingredientes en un sartén, por ejemplo, cebolla o pimiento. De esta forma, se intensifican sus sabores. Sin embargo, debes tener en cuenta que no queden muy cocidos y para evitar que se quemen en el horno durante la cocción de la pizza. 

Para finalizar, como consejo, si has congelado la masa, basta con sacarla del refrigerador por lo menos una hora previa a la utilización. Te recomendamos esperar que esté completamente descongelada antes de que la desenrolles. Ya que de lo contrario, se corre el riesgo de que esta se rompa al momento de utilizarla.